MOXIBUSTIÓN

La moxibustión es un método de prevención y tratamiento de enfermedades que utiliza el calor para estimular los meridianos y puntos.

En la terapia se utilizan conos, cigarrillos o puros de artemisa, llamada normalmente moxa. Éstos son encendidos y colocados en diferentes partes del cuerpo o en puntos de acupuntura específicos, el objetivo es estimular el flujo de qì y sangre a través del calor generado.

En la moxibustión la materia prima principal es la planta artemisa (artemisa vulgaris); una planta aromática que expele un olor fragante y penetrante.

Esta terapia puede ayudar a expeler el frío interno, calentando los órganos y canales. Esta práctica es muy utilizada para ayudar a disminuir dolores e inflamaciones articulare causadas por frío-humedad. También es utilizada en enfermedades crónicas causadas por frío interno que estancan la circulación de qì y sangre en el interior por lo que es normalmente usada en diarreas crónicas e incontinencia urinaria.

La moxibustión armoniza y equilibra el flujo de qì, ayudando a disolver el estancamiento de sangre y energía provocado por traumas y golpes en nuestro cuerpo.

Además, está comprobado que la moxibustión aplicada regularmente en puntos de acupuntura específicos, refuerza la energía vital, aumentando así la resistencia a factores patógenos externos.